Testimonio de Pistón. Galicia.

Soy Pistón un hombre de mediana edad que vive en un pueblo de la Coruña.

Desde el año 2005 empezé a tomar benzodiacepinas y otros psicofármacos. En total llevo 15 años tomando medicación psiquiátrica.

Fui a la consulta de un psiquiatra en el 2005 y me diagnóstico hipocondría y me puso en tratamiento 3 meses.

En Abril del 2008 soy ingresado en una unidad psiquiátrica de Santiago de Compostela en la que se me pone un tratamiento con el antipsicótico zipradisona (Geodon) 80 mg:1,1,1; rivotril 0,5 mg:1/2,0,0. Cuando me pautan esta medicación empiezo a no poder hablar bien, al ser la primera vez que me pautaban antipsicótico. Temblaba mucho, sobre todo los brazos y manos, tenía las cervicales y la espalda muy mal. Tenían que darme de comer porque no era capaz de abrir la boca y masticar, todo porque había dejado de repente el diazepam que tomaba. Lo deje en 4,5mg el diazepam. Me daban akineton retard para los temblores.

En el 2009 tengo otro ingreso psiquiatrico involuntario en el que se me se me pauta abilify, risperidona, xeristar,rivotril e akineton retard.

Desde el 2009 hasta el 2019 acudo a la unidad de salud mental sin tener ningún ingreso voluntario en un hospital. Durante todo ese tiempo se me dió abilify 20 mg y akineton retard. Y 3 medicamentos más. En total 5 medicamentos psiquiátricos diferentes.

Actualmente en el 2020 sufro de acatasia. La acatasia me provoca temblores en las piernas, necesidad de estar siempre en marcha y además las piernas me queman al reducir la dosis del antipsicótico, risperdona. La acatasia es constante, también me duele la espalda por el síndrome de retirada. Creo que la única solución a mi problema es dejar la medicación completamente pero no encuentro psiquiatra en Galicia que me ayude a dejarla poco a poco. Actualmente tomo rivotril, abilify y risperidona,cymbalta y akineton retard. También tengo disfunsión sexual y priaprism. Y es importante mencionar que me tiemblan las manos.