Los antipsicóticos producen hipotiroidismo.

LOS ANTIPSICÓTICOS PUEDEN PRODUCIR HIPOTIROIDISMO.

En este primer artículo extraemos dos conclusiones importantes.
La primera es que la probabilidad de padecer hipotirodismo aumenta cuando se toman antipsicóticos en un 40 %.
Y segundo que la industria farmacéutica lo manipula todo hasta tal punto que pretenden hacernos creer que la esquizofrenia es la causa del hipotiroidismo, cuando es la toma de los antipsicóticos y no la esquizofrenia, que no existe como enfermedad biológica, lo que causa el hipotiroidismo.

Primer artículo.

https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30350120/

En este segundo artículo, podemos observar que efectivamente los antipsicóticos pueden inducir a la formación de autoanticuerpos tiroideos y que estos pueden elevar el nivel de TSH.
Por ejemplo los antipsicóticos típicos, pueden inducir la formación de autoanticuerpos tiroideos y pueden elevar los niveles de TSH. (en mi caso tengo elevados los niveles de la TSH)

Segundo artículo.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/21996646/


Resultados: Las fenotiazinas, que son antipsicóticos, alteran principalmente la captura de yodo, la completan y desactivan, así como también disminuyen la respuesta de la hormona estimulante de la tiroides (TSH) a la hormona liberadora de tiroides (TRH). Las no fenotiazinas, antipsicóticos típicos, pueden inducir la formación de autoanticuerpos tiroideos y pueden elevar los niveles de TSH. Los antipsicóticos atípicos pueden disminuir la TSH estimulada por TRH. Los fármacos antidepresivos tricíclicos se combinan con yodo y peroxidasa tiroidea y los desactivan, inducen la actividad desyodasa e interfieren con el eje hipotálamo-pituitario-tiroides (HPT) al disminuir la respuesta de TSH a TRH. El efecto principal de otros fármacos antidepresivos es una disminución de los niveles circulantes de hormona tiroidea. El litio inhibe la liberación de hormona tiroidea y aumenta la TSH estimulada por TRH, induciendo bocio, hipotiroidismo clínico y subclínico, e hipertiroidismo. La carbamazepina reduce principalmente de forma reversible los niveles séricos de hormona tiroidea. Otros fármacos psicotrópicos como el ácido valproico, las benzodiazepinas, los opiáceos, los fármacos anticolinérgicos y antihistaminérgicos y los estimulantes tienen interferencias menores con las funciones tiroideas.

Nota. El NCBI es el Centro nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos. O Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU. Con la dirección en 8600 Rockville Pike, Bethesda MD, 20894. EEUU.

Publicado en ANTIPSICÓTICOS.